Diseña tu estrategia: Los cinco enfoques de la «paleta estratégica»

«Las personas deberían estar familiarizadas con la estrategia, aquellos que la entienden sobrevivirán, aquellos que no perecerán».- Sun Tzu

Queridos amigos:

En el apartado de nuestro Blog Libros que leemos os hemos recomendado la lectura del clásico “Your strategy needs a strategy» de Martin Reeves, Knut Haanaes y Janmejaya Sinha, consultores de The Boston Consulting Group. Ya que consideramos este tema de vital importancia para las organizaciones, en este post analizaremos los cinco enfoques que nos presentan los autores en su “paleta estratégica”.

El entorno actual se distingue por la incertidumbre, donde los cambios se producen cada vez con mayor rapidez y en más sentidos que nunca. Tener una estrategia y elegir el enfoque adecuado para llevarla a cabo nunca ha sido tan importante.

Tradicionalmente, los libros de estrategia empresarial han ofrecido las mismas soluciones para cualquier empresa y en cualquier situación. Actualmente se conocen diversos estudios que avalan que estas soluciones son complementarias y no universalmente aplicables. Lo que los autores del libro mencionado proponen es identificar y ejecutar el enfoque adecuado para la estrategia según la realidad de cada empresa. Para ello, se parte de conocer en profundidad el entorno en base a tres preguntas clave: ¿Podemos predecirlo? ¿Podemos cambiarlo? ¿Podemos competir?

El primero de los cinco es el enfoque clásico, válido para entornos predecibles y poco maleables, con cambios lentos y enfoque de análisis a largo plazo. Se pretende conseguir una ventaja competitiva (por tamaño o diferenciación) y defenderla una vez lograda. La empresa de energía Exxon Mobil lleva a cabo pronósticos financieros a largo plazo y planes a cerca de su capacidad de producción a 5 años vista. Esta estrategia les permite disponer del tiempo necesario para encontrar y explotar nuevas fuentes de petróleo, construir infraestructuras para la producción y mantener y reforzar su posicionamiento en el mercado.

Sin embargo, hay otros entornos que cambian rápidamente, cuya evolución es altamente incierta y en los que nuestra capacidad de influir en esa evolución es realmente baja. Los sectores como la moda, el lujo, textil o la biotecnología requieren de un enfoque adaptativo. Zara resulta ser un claro ejemplo de este enfoque, ya que cuenta con una cadena de suministro muy flexible; disfruta de una estrecha colaboración con sus proveedores y diseña, fabrica y distribuye sus productos en tiempo récord, entre otras características. Su capacidad de cambio y adaptación continua al entorno le permite capturar una y otra vez nuevas oportunidades y altas rentabilidades.

En tercer lugar, hay sectores cuya evolución es difícil de predecir pero la capacidad de las empresas para influir en esa evolución es alta. Las empresas son capaces de dirigir la conformación o remodelación de estos mercados emergentes. Facebook, Amazon, servicios profesionales emergentes son un ejemplo de ello. El objetivo de este enfoque transformador es modelar e influir en el entorno para obtener beneficios antes que su competencia, definiendo nuevos mercados, plataformas tecnológicas y prácticas empresariales. Por ejemplo, en 2007 Facebook abrió su plataforma a desarrolladores externos atrayendo todo tipo de aplicaciones a su sitio. Se trata de oportunidades que las empresas no pueden conseguir por sí solas, por lo que colaboran con terceros para poder captarlas y además comparten el riesgo.

En cuarto lugar, existen otras industrias establecidas como la comunicación, la alimentación, los seguros o el software cuya evolución resulta sencilla de predecir y son capaces de influir en su propia evolución. Estas organizaciones adoptan un enfoque visionario ya que entienden y anticipan su propio futuro. Desarrollan productos o servicios innovadores y se desenvuelven en un clima propicio para crear nuevos mercados. La empresa de mensajería UPS es un buen ejemplo de ello.

Ya en 1994 predijo que Internet iba a traer buenos tiempos para las empresas especializadas en el servicio de entrega ya que iban a seguir siendo necesarias para transportar los productos comprados por Internet. Por ello decidió invertir millones de dólares para integrar sus operaciones de seguimiento de paquetes con los de los proveedores de Internet.

En definitiva, en un entorno hostil puede resultar necesario renovar las estrategias e incluso combinarlas, para ser capaces de responder a diferentes entornos con éxito. Es altamente recomendable diseñar nuestra propia paleta estratégica, en la que se puede llevar a cabo un tipo de estrategia en una parte del negocio, a la vez que se adoptan enfoques diferentes de estrategia para otras áreas del negocio que nos permitan crecer y asegurar la prosperidad a largo plazo de nuestra organización.

¿Estas preparado para diseñar tu paleta estratégica?

¡Hasta pronto!

Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo su alrededor

Hoy queremos presentaros a unos marcianos a los que tenemos mucho cariño. Hace ya más de ocho años tuve la gran suerte de descubrirlos, en un coloquio en torno a la motivación impartido por el consultor y formador Emilio Duró. A modo de despedida, tuvo el acierto de compartir con los asistentes este vídeo.

-«Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo su alrededor».

-«Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor».

-«Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido. En donde las cosas más simples son las más extraordinarias».

-«Atrévete a cambiar. Desafíate a ti mismo. No temas a los retos».

¡Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros. Hasta pronto!

Mafalda y Manolito

Rincón de Personajes: Mafalda y Manolito

Mafalda y Manolito son los dos personajes del humorista gráfico Quino protagonistas de esta sección.

Mafalda es una niña simpática, idealista y muy atrevida para su edad. Es una niña que rechaza las injusticias, la guerra, las armas nucleares… y es una defensora de la paz, los derechos humanos y la democracia. Es conocida porque sus preguntas incomodan frecuentemente a los adultos. Tiene sus ideas muy claras y sabe que de mayor quiere ir a la Universidad para estudiar una carrera y trabajar en las Naciones Unidas.

Por el contrario, Manolito, es hijo de un vendedor de barrio. Es ambicioso, práctico, capitalista, trabajador y buen contable. De mayor quiere llegar a ser dueño de una cadena de supermercados. Manolito vende a sus amigos chucherías a crédito y anota los intereses en su libretita. Es muy hábil para detectar cualquier oportunidad comercial que se le presente y siempre que puede comparte con sus amigos las excelencias del negocio de su padre.

Mafalda y Manolito son muy diferentes (e incluso contrarios) y sin embargo, son amigos.

Llevado al terreno del liderazgo, Mafalda y Manolito unen la convicción y capacidad de ejecución, compromiso con el proyecto y la destreza para implementarlo y llevarlo a la práctica, todas ellas necesarias para el liderazgo.

Los líderes saben cómo movilizar a sus colaboradores y emplean métodos de gestión para que sus convicciones puedan traducirse en hechos reales que se acerquen al objetivo con éxito.

Esperamos que os haya gustado esta pequeña reflexión. Si es así, no dudéis en compartirla con amig@s y compañer@s.

¡Hasta pronto!

La fábula de “Las Naranjas”

Juan trabajaba en una empresa hace dos años, siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones, llegaba puntual y estaba orgulloso de que en dos años nunca recibió una llamada de atención.
Cierto día buscó al gerente para hacerle un reclamo:

– Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido relegado.

-Mire, Rogelio ingresó a un puesto igual que el mío hace 6 meses y ya está siendo promovido a Supervisor.

– Uhmm, mostrando preocupación el gerente, le dice: Mientras resolvemos esto, quisiera que me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigüa si tienen naranjas.

Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.

– Bueno Juan, ¿Qué averiguaste?

– Señor tienen naranjas para la venta.

– ¿Y cuánto cuestan?

– Ah… no pregunté eso.

– OK, pero ¿viste si tienen suficientes naranjas para todo el personal?

– Tampoco pregunte eso señor.

– ¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

– No se señor, pero creo…

– Bueno, siéntate un momento.

El gerente tomó el teléfono y mando llamar a Rogelio. Cuando éste se presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10 minutos estaba de vuelta. Cuando Rogelio retorna el gerente pregunta:

– Y bien Rogelio ¿Qué noticias me tientes?

– Señor, tienen naranjas, lo suficiente, para atender a todo el personal y si prefiere también tiene plátano, papaya, melón y mango. La naranja está a $9.00 pesos el kilo. El plátano a $7.00 el kilo, el mango a $35.00 el kilo, la papaya $22.00 y el melón a $35.00 pesos el kilo. Me dice que si la compra es por una cantidad mayor nos darán un descuento del 5%. He dejado separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.

– Muchas gracias Rogelio, pero espera un momento Se dirige a Juan, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:

– Juan, ¿me decías?

-Nada señor, eso es todo con su permiso…

MORALEJA:
Es importante dar lo mejor de nosotros mismos incluso con las tareas más sencillas y demostrar iniciativa y proactividad, concepto estrechamente unido al liderazgo y transformación. Estaremos contribuyendo en beneficio de nuestra marca personal que nos ayudará a diferenciarnos del resto y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

ACTIVIDAD PROPUESTA:
Se recomienda hacer una introspección para ver con cuál de los personajes de la fábula nos identificamos y en el caso de que nos veamos reflejados en Juan, iniciar nuestra transformación para convertirnos en Rogelio.

Te animamos a identificar tres situaciones profesionales en las que creas que puedes contribuir con mayor iniciativa y diseña un plan de acción para su ejecución.

Hoy en día resulta indispensable ser proactivo y presentar soluciones cuando se nos presente un problema o se nos encomienda una tarea.

Si esta reflexión ha resultado ser de tu interés, ¡no dudes en compartirlo con tus compañeros y amigos!

¡Hasta pronto!