Entradas

Mafalda y Manolito

Rincón de Personajes: Mafalda y Manolito

Mafalda y Manolito son los dos personajes del humorista gráfico Quino protagonistas de esta sección.

Mafalda es una niña simpática, idealista y muy atrevida para su edad. Es una niña que rechaza las injusticias, la guerra, las armas nucleares… y es una defensora de la paz, los derechos humanos y la democracia. Es conocida porque sus preguntas incomodan frecuentemente a los adultos. Tiene sus ideas muy claras y sabe que de mayor quiere ir a la Universidad para estudiar una carrera y trabajar en las Naciones Unidas.

Por el contrario, Manolito, es hijo de un vendedor de barrio. Es ambicioso, práctico, capitalista, trabajador y buen contable. De mayor quiere llegar a ser dueño de una cadena de supermercados. Manolito vende a sus amigos chucherías a crédito y anota los intereses en su libretita. Es muy hábil para detectar cualquier oportunidad comercial que se le presente y siempre que puede comparte con sus amigos las excelencias del negocio de su padre.

Mafalda y Manolito son muy diferentes (e incluso contrarios) y sin embargo, son amigos.

Llevado al terreno del liderazgo, Mafalda y Manolito unen la convicción y capacidad de ejecución, compromiso con el proyecto y la destreza para implementarlo y llevarlo a la práctica, todas ellas necesarias para el liderazgo.

Los líderes saben cómo movilizar a sus colaboradores y emplean métodos de gestión para que sus convicciones puedan traducirse en hechos reales que se acerquen al objetivo con éxito.

Esperamos que os haya gustado esta pequeña reflexión. Si es así, no dudéis en compartirla con amig@s y compañer@s.

¡Hasta pronto!

La fábula de “Las Naranjas”

Juan trabajaba en una empresa hace dos años, siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones, llegaba puntual y estaba orgulloso de que en dos años nunca recibió una llamada de atención.
Cierto día buscó al gerente para hacerle un reclamo:

– Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido relegado.

-Mire, Rogelio ingresó a un puesto igual que el mío hace 6 meses y ya está siendo promovido a Supervisor.

– Uhmm, mostrando preocupación el gerente, le dice: Mientras resolvemos esto, quisiera que me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigüa si tienen naranjas.

Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.

– Bueno Juan, ¿Qué averiguaste?

– Señor tienen naranjas para la venta.

– ¿Y cuánto cuestan?

– Ah… no pregunté eso.

– OK, pero ¿viste si tienen suficientes naranjas para todo el personal?

– Tampoco pregunte eso señor.

– ¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

– No se señor, pero creo…

– Bueno, siéntate un momento.

El gerente tomó el teléfono y mando llamar a Rogelio. Cuando éste se presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10 minutos estaba de vuelta. Cuando Rogelio retorna el gerente pregunta:

– Y bien Rogelio ¿Qué noticias me tientes?

– Señor, tienen naranjas, lo suficiente, para atender a todo el personal y si prefiere también tiene plátano, papaya, melón y mango. La naranja está a $9.00 pesos el kilo. El plátano a $7.00 el kilo, el mango a $35.00 el kilo, la papaya $22.00 y el melón a $35.00 pesos el kilo. Me dice que si la compra es por una cantidad mayor nos darán un descuento del 5%. He dejado separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.

– Muchas gracias Rogelio, pero espera un momento Se dirige a Juan, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:

– Juan, ¿me decías?

-Nada señor, eso es todo con su permiso…

MORALEJA:
Es importante dar lo mejor de nosotros mismos incluso con las tareas más sencillas y demostrar iniciativa y proactividad, concepto estrechamente unido al liderazgo y transformación. Estaremos contribuyendo en beneficio de nuestra marca personal que nos ayudará a diferenciarnos del resto y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

ACTIVIDAD PROPUESTA:
Se recomienda hacer una introspección para ver con cuál de los personajes de la fábula nos identificamos y en el caso de que nos veamos reflejados en Juan, iniciar nuestra transformación para convertirnos en Rogelio.

Te animamos a identificar tres situaciones profesionales en las que creas que puedes contribuir con mayor iniciativa y diseña un plan de acción para su ejecución.

Hoy en día resulta indispensable ser proactivo y presentar soluciones cuando se nos presente un problema o se nos encomienda una tarea.

Si esta reflexión ha resultado ser de tu interés, ¡no dudes en compartirlo con tus compañeros y amigos!

¡Hasta pronto!

¿Líder nace o se hace? (Primera parte)

¿Líder se hace o se nace? El entrenamiento del liderazgo

El entrenamiento del liderazgo y el crecimiento personal son dos de las claves más importantes en el proceso de desarrollo de un líder. ¿Todo el mundo tiene capacidades para ser líder de equipo? ¿El liderazgo es cuestión de habilidades innatas?

Aunque existen ciertas cualidades personales que facilitan a un profesional llegar al escalón de líder (ambición, empatía, seguridad en sí mismo, honestidad y compromiso, entre otras), en el entrenamiento del liderazgo resulta determinante la preparación y el desarrollo que la persona va adquiriendo con el paso de los años en su experiencia laboral.

El proceso de construcción del liderazgo requiere de una serie de condiciones: la oportunidad de una empresa en la que manifestar ese liderazgo, capacidades y cualidades personales, necesidad social de manifestarlo, y un equipo humano en el que expresarlo y aplicarlo.

Construir el carácter de un buen líder

En primer lugar, es vital entender que el rango o la popularidad no implica liderazgo. El líder se define como un profesional capaz de asumir la responsabilidad de su cargo, como capacidad de elaborar respuestas útiles y soluciones adecuadas en su entorno de trabajo.

La visión del líder no consiste en una posición de privilegio y poder despótico frente a los demás, sino en el desarrollo de hábitos, valores estables y coherencia de decisión, que le habilitan para construir la realidad desde su propia perspectiva.

Los líderes entienden que para conseguir un cambio social y empresarial consistente, se requiere ante todo un profundo cambio personal y emocional, para desarrollar proyectos realistas basados en objetivos y valores positivos, como el trabajo en equipo o la participación conjunta.

Para el líder, la visión individualista del “yo” y la relatividad moral, dos aspectos predominantes en la sociedad actual, deben desplazarse hacia una ética basada en virtudes personales y una consciencia de rectitud y equidad. Y es que, el entrenamiento de liderazgo conlleva también el desarrollo de actitudes favorables que reemplacen los pensamientos y actitudes negativas, que suelen acompañar a los jefes y superiores día a día.

¿Qué opináis? ¡Esperamos vuestros comentarios! La semana que viene publicaremos la 2ºparte.

Aquí podrás suscribirte a nuestra Newsletter trimestral.

Hasta pronto!«Cambia tus pensamientos y cambiarás tu mundo».-Norman Vincent Peale.

¿Líder nace o se hace? (Segunda Parte)

¿Líder se hace o se nace? Cualidades que debe cumplir un líder

En la primera parteprimera parte de este artículo, publicamos que existen ciertas cualidades personales que facilitan a un profesional llegar al escalón de líder, recordando que el entrenamiento y el aprendizaje del liderazgo resulta determinante para transformar un profesional con ciertos dotes en un auténtico líder.

En esta segunda parte, destacaremos algunas de las cualidades y requisitos que debería cumplir un profesional para ser líder:

•Un buen líder mide su éxito en objetivos y resultados, y no en la popularidad o su posición social.

•Se distingue del resto porque posee una mentalidad basada en la anticipación, la resolución de conflictos y la proposición de estrategias dirigidas al cambio y la innovación.

•El líder se convierte en una pieza fundamental y referente para el equipo, adquiriendo la posición de esfuerzo, responsabilidad y toma de decisiones.

•Entiende la necesidad de formar equipo y huye del “yo solo”. Se define como un profesional capaz de desarrollar propósitos comunes y tareas colectivas.

•Comprende la importancia de construir un equipo empresarial, basado en los valores éticos, la solidaridad y la participación profesional.

No obstante, a pesar de que el líder se hace, la posibilidad de perder la confianza del equipo, de dejar de ser el referente de la empresa siempre está ahí.

Por ello, resulta esencial el papel del entrenamiento y la formación del liderazgo, para que esta cualidad se integre de forma constante en la vertiente más personal y profesional.

¿Qué opináis? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Aquí podrás suscribirte a nuestra Newsletter trimestral. Y si te ha gustado, no dudes en compartido con tus redes sociales!

Hasta pronto!

Liderazgo, trabajo en equipo, motivación- Las claves del éxito

Te presentamos el siguiente corto, acerca del trabajo en equipo y del logro de beneficios en conjunto.
¡Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros!